Blog

Gas natural: la prevención es la clave

detector monoxido

¿El gas natural es responsable de la comodidad de su hogar? Un número cada vez mayor de ciudadanos cresponderán afirmativamente a esta pregunta. La popularidad del gas natural ya no es un secreto: la demanda general en Canadá mundial ha aumentado casi un 11% en cinco años y ahora se transporta a casi seis millones de hogares en todo el país. Esta fuente de energía calienta su hogar y su agua, abastece su chimenea, su barbacoa, su secadora o su estufa. Si bien el gas natural se considera una fuente de energía segura, su uso no está exento de fallas. Para garantizar su bienestar y el de sus seres queridos, es importante, por un lado, prevenir las fugas y, por otro, detectarlas rápidamente con un detector de gases. Prevenir una fuga de gas El elemento más importante para mantener la seguridad de sus aparatos de gas natural es su mantenimiento. Sus electrodomésticos deben ser mantenidos al máximo por profesionales certificados, idealmente a través de una inspección anual. También hay algunas medidas preventivas que son responsabilidad del propietario.

1. Debe mantener los conductos y las rejillas de ventilación conectadas a los aparatos para evitar que algo obstruya la ventilación y el escape.

2. En invierno, cualquier acumulación de nieve o hielo en las instalaciones de gas natural al aire libre debe ser limpiada.

3. También debe evitar el uso de un aparato (que no sea su chimenea) que no tenga una llama azul, amarilla o naranja.

4. Si tiene que comenzar a trabajar en el subsuelo, debe asegurarse de que no haya ningún gasoducto de gas natural cerca.  Es importante tener en cuenta que un aparato mal mantenido o en mal estado puede generar monóxido de carbono, un gas inodoro e incoloro

Un detector para protegerse El gas natural no es tóxico, pero puede llegar a ser peligroso y encenderse si alcanza una alta concentración, lo que ocurre rápidamente en un área pequeña de una casa. Expertos y agencias gubernamentales están de acuerdo: el uso de un detector de gas es la mejor manera de prevenir una tragedia en el caso de una fuga de gas natural o acumulación de monóxido de carbono. Conectadas a su sistema de alarma residencial, estas alarmas detectarán la más mínima fuga de gas natural a cualquier hora del día. Si se sospecha que hay una fuga de gas natural, primero deben abrirse las puertas y ventanas, ya que el gas natural puede elevarse y disiparse al aire libre. Entonces, debe evitar cualquier llama, fuente de chispa o electricidad estática. Finalmente, es imperativo evacuar las instalaciones y contactar a los servicios de emergencia para reportar la fuga.

No Comments Found

Leave a Reply